El Embarazo y el Abuso: ¿Cómo Mantenerte Fuera de Peligro Durante los 9 Meses de tu Embarazo?

El Embarazo y el Abuso: ¿Cómo Mantenerte Fuera de Peligro Durante los 9 Meses de tu Embarazo?

esp-embarazoEl embarazo es una etapa de cambio. Si estás embarazada, tu vida (y tu cuerpo) están empezando a tomar una nueva forma mientras te preparas a traer una personita al mundo. El embarazo puede ser un período emocionante, pero también viene acompañado de una necesidad mayor de apoyo. Es normal que necesites del apoyo emocional de tu pareja, así como su soporte financiero y su apoyo para ayudarte a preparar para la llegada del bebé y otras cosas que puedas necesitar.

Si tu pareja se comporta de una manera emocional o físicamente destructiva hacia ti, esto puede hacer estos meses de transición especialmente difíciles. Afortunadamente, existen recursos disponibles para ayudar a que las mujeres embarazadas reciban el apoyo que necesitan para llevar un embarazo seguro y saludable.

El abuso ha empeorado o acaba de empezar, ¿Por qué ahora?

De acuerdo con el CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades), la violencia en la pareja íntima afecta a aproximadamente 1.5 millones de mujeres cada año y afecta a tantas como 324,000 mujeres embarazadas cada año. El embarazo puede ser un tiempo particularmente peligroso para mujeres que se encuentran en relaciones abusivas, y el abuso puede comenzar o empeorar durante el embarazo.

Hay diferentes razones por las que un compañero se vuelve abusivo o incrementa su abuso durante el embarazo. Ya que el abuso tiene raíz una necesidad de ejercer el poder y el control, es normal que un compañero abusivo se vuelva resentido y celoso de que la atención esté pasando de él al embarazo. Puede que lo estrese la idea de tener que mantener a un niño financieramente, puede que esté frustrado ante el aumento de responsabilidades, o que le enfade que el cuerpo de su pareja esté cambiando. Nada de esto es culpa de la nueva mamá . Y nada justifica el abuso.

Sufrir abuso de cualquier tipo durante el embarazo puede poner a la madre y al hijo que lleva en su vientre bajo mayores riesgos, ya que la mujer embarazada se encuentra en un estado particularmente vulnerable tanto física como emocionalmente. Si el abuso que tiene lugar es de naturaleza física, el trauma podría causar una lesión de manera inmediata, puede causar con más facilidad que la persona se desangre, de que el útero pueda sufrir una ruptura, de que haya un nacimiento prematuro, que se den complicaciones durante el parto o que haya un aborto espontáneo cuando el embarazo esté más avanzado.

¿Qué puedes hacer?

Aproximadamente un 96% de las mujeres embarazadas reciben un promedio de 12 a 13 visitas de cuidado prenatal. Estas visitas frecuentes al doctor pueden convertirse en una oportunidad para que discutas con un profesional lo que está sucediendo en tu relación. Si eliges no contarle al personal médico sobre el abuso, o si eliges revelarle sólo una parte de lo que está pasando, eso depende totalmente de ti. Pero recuerda que el trabajo de estos profesionales se centra en priorizar tu bienestar y el de tu hijo, de modo que esta podría ser una ocasión idónea y segura para hablar de todo aquello que te preocupa.

Si tu compañero va contigo a estas citas, trata de encontrar un momento en que él no esté en la habitación para que puedas preguntarle al personal médico que te atiende (incluso puedes pedirle a la recepcionista que se aparezca con alguna justificación para que puedas hablar con ellos en privado). La oficina del médico puede ser también un sitio tranquilo desde donde podrías darle una llamada a la Línea Telefónica de Ayuda. Si has decidido terminar con tu relación, un proveedor de servicios de salud puede llegar a convertirse en un participante activo en el plan que desarrolles para irte.

Además, bajo la Ley de Atención Medica Asequible, a todos los planes de salud (tanto nuevos como los que fueron incorporados bajo la Ley pero que ya existían previamente) se les requiere proveer cobertura para chequeos y tratamiento psicológico para víctimas de violencia doméstica (siempre que estos servicio se ofrezcan de manera preventiva).

Trata de tomar si te es posible una clase de cuidado prenatal sólo para mujeres. Esta podría concederte un ambiente cómodo donde puedas hablar sobre tus preocupaciones respecto al embarazo o para que hables en privado con la persona que esté enseñando la clase.

También aquí en la Línea Telefónica de Ayuda nuestros intercesores están disponibles las 24 horas, 7 días de la semana para ayudarte a hacer un plan de cómo mantenerte fuera de peligro durante tu embarazo (física y emocionalmente). El planeamiento de tu seguridad física puede incluir los pasos que puedes dar cuando comience una pelea; por ejemplo, como puedes proteger tu abdomen y mantenerte en el primer piso de la casa si esta tiene escaleras.

El embarazo puede ser un período difícil y puede ser doloroso si tu compañero no te apoya, si te denigra o te hace daño físicamente. Es importante que pienses maneras de cuidar de ti misma durante este período tan importante de tu vida (y nosotros estamos aquí para ayudarte).

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Click to go back to top of page.