El abuso entre personas de la comunidad sorda

Información obtenida a través de un sondeo de ocho años entre estudiantes universitarios del Instituto Rochester de Tecnología mostró que las personas sordas y con discapacidades auditivas tienen 1.5 veces más probabilidad de convertirse en víctimas de la violencia doméstica y por ende sufrir en el transcurso de sus vidas más acoso sexual, agresión sexual, abuso físico y abuso psicológico.

Marlee Matlin se une a la Línea Telefónica Nacional de Ayuda contra la Violencia Doméstica con motivo del 15 aniversario de nuestra campaña “Love is” (“El amor es”)

 

 

El abuso entre personas de la comunidad sorda

Las personas sordas que son víctimas de la violencia doméstica se enfrentan con frecuencia a circunstancias únicas:

  • Las noticias viajan rápido en la comunidad de personas sordas, sordociegas y con discapacidades auditivas, lo que pone en peligro la confidencialidad y la seguridad de las víctimas.
  • Las agencias del orden público (la policía) y los refugios para personas abusadas no cuentan generalmente con personal capacitado para comunicarse con las personas sordas, sordociegas o con discapacidades auditivas; y por lo general no tienen intérpretes trabajando con ellos.
  • La persona abusiva puede quitarle a la víctima el aparato que le sirve para poder comunicarse.
  • La persona abusiva puede darle a la víctima información equivocada para hacerle creer que tiene menos opciones de las que realmente tiene.
  • La víctima puede encontrarse aislada de sus familiares y amistades, así como de los servicios, recursos y opciones disponibles.

 

De acuerdo con la organización DeafHope, los que a continuación presentamos son ejemplos de dificultades a las que se enfrentan las personas sordas que son víctimas, y tácticas que usadas para abusar de ellas:

  • La persona abusiva intimida con gestos, expresiones faciales, signos exagerados, patea el suelo fuertemente, golpea mesas o puertas.
  • Cuando se enfada gesticula el lenguaje de signos muy cerca de la cara de la víctima.
  • Critica el lenguaje de signos que usa la persona (como por ejemplo el Lenguaje Americano de Signos, conocido como ASL, por sus siglas en inglés), critica la habilidad que tiene la persona para comunicarse por lenguaje de signos o el estilo con el que se comunica.
  • No le deja saber a la víctima que alguien ha tratado de comunicarse por teléfono con ella o que alguien ha tratado de conseguir que ella le preste atención
  • Excluye a la víctima de conversaciones importantes
  • Deja a la persona fuera de situaciones sociales donde se encuentran personas que pueden escuchar
  • Habla mal de la comunidad de Sordos
  • Si la policía es llamada esta persona interpreta erróneamente lo que dice la víctima por lenguaje de signos para manipular así la situación
  • No deja que los hijos usen el lenguaje de signos para hablar con la víctima
  • No deja que los hijos sientan orgullo de la cultura de los sordos
  • Critica la forma de hablar de la persona o el dominio que tiene del idioma
caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.