Las Relaciones Saludables

 

¿Qué significa exactamente decir que una relación es saludable? ¿Quién en la relación decide qué es saludable o no lo es?

En una relación saludable ambos miembros de la pareja se sienten respaldados y conectados por lazos profundos pero a la misma vez continúan sintiéndose como seres independientes. La COMUNICACIÓN y el respeto de LÍMITES constituyen dos componentes importantes en relaciones saludables. Esencialmente ambas personas deciden qué es saludable o no lo es.  Si hay algo que a usted no le hace sentir bien, debería sentir la libertad de poderle decir a su pareja qué le está preocupando.

LA COMUNICACIÓN

Comunicarse les permite a usted y a su pareja poder comprenderse mutuamente, aprender quiénes son y conectarse. En una relación saludable donde existe una buena comunicación ambos:

  • Se tratan con respeto
  • Hablan abiertamente lo que piensan y sienten
  • Se sienten escuchados al expresar sus sentimientos
  • Ambos se escuchan entre sí y hacen sacrificios por el otro
  • No se critican
  • Sienten que su pareja les apoya cuando tratan de hacer aquellas cosas que les gustan
  • Celebran los logros y triunfos que ambos han alcanzado

LOS LÍMITES

Comunicarse les permite a usted y a su pareja poder comprenderse mutuamente, aprender quiénes son y conectarse. En una relación saludable donde existe una buena comunicación ambos:

  • Se tratan con respeto
  • Hablan abiertamente lo que piensan y sienten
  • Se sienten escuchados al expresar sus sentimientos
  • Ambos se escuchan entre sí y hacen sacrificios por el otro
  • No se critican
  • Sienten que su pareja les apoya cuando tratan de hacer aquellas cosas que les gustan
  • Celebran los logros y triunfos que ambos han alcanzado


 

¿Qué quiere decir ‘consentimiento’?

Quiere decir que ambas personas en la pareja consienten a hacer algo, que permiten o condescienden en que se haga. Consentimiento quiere decir que ambos miembros de la pareja han expresado su acuerdo con algo, han expresado que SÍ están dispuestos a experimentarlo.
Arribar a un consentimiento mutuo le ofrece a ambos miembros de la pareja la oportunidad de expresar abiertamente lo que quieren. Si una persona dice “sí”, no cabe dudas de que ha expresado su consentimiento con hacer algo, pues como dice una expresión que viene del inglés “sí significa sí”. Esta frase puede volverse útil cuando nos preguntamos qué es el consentimiento. Si en la pareja una de las personas no ha expresado consentimiento, la otra no debe ‘asumir’ que esta ha consentido ni debe obligarla a hacer algo con lo que la persona no se sienta totalmente cómoda haciendo.

Buscar consentimiento mutuo debe ser algo continuo en la pareja.

Ambas personas deben de continuar ofreciendo su consentimiento y preguntándole a su pareja si consiente. Puede que usted haya consentido a cierto acto en el pasado y esto no quiere decir que su pareja debe asumir que está “garantizado” que usted vaya a querer hacerlo cada vez. Esta idea también se aplica al caso en que uno está empezando con una nueva relación (el hecho de que hayas consentido a ciertas cosas mientras estabas en una relación previa con otra persona, no quiere decir que tu nueva relación debe esperar “automáticamente” que usted se encuentre en disposición de hacer lo mismo).

El consentimiento no es un boleto de entrada que nunca pierde validez.

El que digas que estás de acuerdo con hacer ciertas cosas no significa que necesariamente consientas con hacer otras.  Cada acto individual requiere consentimiento individual. Por ejemplo: el hecho de que consientas a tener sexo oral no quiere decir automáticamente que estés consintiendo también a coitar.

El tipo de relación que tengas tampoco quiere decir que automáticamente has consentido.

Si estás en una relación matrimonial, de amistad, o en un noviazgo con alguien, eso no quiere decir que esa persona se vuelva automáticamente ‘propietaria’ de tu consentimiento, ni que se vuelva usted ‘dueño’ del consentimiento de esta persona. Toda persona tiene el derecho a retirar su consentimiento en cualquier momento (aún si usted se encontrara en medio de la realización de cierto acto, si en cualquier punto del mismo usted no se sintiera cómodo/a,  siempre tiene el derecho de parar).

No existe tal cosa que alguien pueda llamar ‘consentimiento implícito’.

Que la persona no haya dicho que “no” no quiere decir que haya dicho que “sí”.  El que usted o su pareja se haya vestido de cierta manera no quiere decir que esté pidiendo lo que no está pidiendo o que esté  “consintiendo de antemano”.  Lo mismo puede decirse coquetea, si conversa, si muestra su interés o cosas similares.

No es consentimiento si usted no dice ‘no’ por tener miedo de decirlo.

No es consentimiento si se le está manipulando, presionando o si se le estuviera amenazando para decir que sí. Tampoco es consentimiento si usted o su pareja no son capaces de expresar legítimamente su consentimiento; por ejemplo si se ha dormido, está inconsciente, se encuentra bajo la influencia de sustancias que alteran su estado de conciencia o si no entiende qué es a lo que está diciendo sí o no.

Si una persona no ha consentido, eso quiere decir que la otra necesita DETENERSE.

Si una persona involucrada en cierto acto no ha dado su consentimiento, lo que está sucediendo podría considerarse violación, asalto sexual o abuso.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.