Ayudando a amistades y familiares

¿Cómo ayudar a amistades y familiares?

RECONOZCA QUE ESTA PERSONA ESTÁ PASANDO POR UNA SITUACIÓN MUY DIFÍCILY ESCALOFRIANTE. DELE SU APOYO Y ESCÚCHELE.

Déjele saber que el abuso no es culpa suya. Asegúrele que no se encuentra sola y que existen recursos creados específicamente para ayudarla y apoyarla. Posiblemente a esta persona le resulte difícil hablar sobre el abuso. Déjele saber que puede contar con su ayuda a cualquier hora que la necesite. Lo que más necesita esta personas es alguien en quien poder contar, alguien que le crea y le escuche.

NO JUZGUE.


Respete las decisiones que toma esta persona. Son muchas las razones que llevan a una víctima a permanecer en una relación abusiva. Probablemente termine muchas veces con la relación para luego regresar a la misma. No critique sus decisiones ni diga nada que le pueda hacer sentir culpable pues es precisamente en este momento más que nunca que necesita de su apoyo.

NO DEJE DE BRINDARLE SU APOYO A ESTA PERSONA UNA VEZ QUE HAYA TERMINADO CON SU RELACIÓN.


Aunque la relación con la que terminó su amistad o familiar haya sido abusiva, posiblemente esta persona todavía se está sintiendo sola porque su relación ha terminado. Le va a tomar tiempo poderse reponer del dolor que le está causando el que la relación haya llegado al fin y va a necesitar su apoyo especialmente durante este período.

ANÍMELE A PARTICIPAR EN ACTIVIDADES QUE NO TENGAN NADA QUE VER CON SU EX, EN LAS QUE PASE TIEMPO CON AMIGOS Y FAMILIARES.

Es crucial que esta persona pueda contar con el apoyo de otras personas y mientras más apoyo tenga de quienes la quieren y se preocupan por su bienestar, más fácil va a resultarle dar los pasos que necesita para lograr seguridad y mantenerse fuera de peligro, lejos de su pareja abusiva. Recuerde que usted puede llamar a la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica para obtener información sobre los grupos de apoyo que se reúnen en su localidad y sobre cómo esta persona puede mantenerse fuera de peligro.

AYÚDELE A DESARROLLAR UN PLAN DE SEGURIDAD.


Usted puede echarle un vistazo a la información que hemos incluido en esta página sobre cómo crear un plan de seguridad y ayudar a esta persona a desarrollar uno, no importa en qué etapa se encuentre de su relación (no importa si ha escogido continuar con su relación, si se está preparando para irse o ya se ha ido).

ALIÉNTELE A HABLAR CON PERSONAS QUE PUEDAN ORIENTARLE Y AYUDARLE.


Localice una agencia local contra la violencia doméstica que ofrezca servicios de terapia o consejería para víctimas o donde se reúnan grupos de apoyo. Llámenos al 1-800-799-SAFE (7233) y le daremos información sobre programas de este tipo disponibles en su localidad. Ofrézcase a acompañar a esta persona si toma la decisión de comenzar a participar en uno de estos grupos. También ofrézcase a acompañarla para darle su apoyo moral si necesita ir a la policía, la corte o a ver a un abogado.

RECUERDE QUE USTED NO PUEDE “SALVAR” A ESTA PERSONA.


Aunque sea difícil ver que alguien a quien queremos está sufriendo, al final es la persona quien tiene que tomar la decisión de lo que quiere hacer. Es importante que esta persona sepa que cuenta con su apoyo no importa la decisión que tome y es importante que usted la ayude a hallar un camino que la conduzca hacia la paz y la seguridad.

  • Ayudando a su adolescente

    La clave para ayudar a su adolescente radica en estar disponible para darle su ayuda cuando este escoja hacerlo, de la manera que lo elija y exhortándole a que elija por voluntad propia dándole su apoyo.

    Puede dirigirlo a loveisrespect, un proyecto multimedia desarrollado por la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica en colaboración con la organización Break the Cycle (Rompe el Ciclo) que está lleno de herramientas interactivas. Esta página de internet es accesible las 24 horas del día 7 días de la semana para que los adolescentes tengan alguien con quien comunicarse y que puede ayudarles de manera confidencial. El objetivo de este proyecto es preparar a los jóvenes para que puedan prevenir y erradicar las relaciones abusivas y promover relaciones saludables.

    A través de loveisrespect:

    • Los adolescentes pueden enviar un texto que diga “loveis” al número 22522 y comenzar a recibir ayuda mediante textos telefónicos.
    • Pueden comunicarse directamente por internet con una persona real que va a ayudarles usando mensajería instantánea (chat).
    • Pueden crear de manera confidencial un plan de seguridad personalizado usando una herramienta interactiva que les hará algunas preguntas y en base a sus repuestas, darles información que les será de utilidad para que puedan mantenerse fuera de peligro. Este plan de seguridad lo podrán aplicar en situaciones específicas ya se hallen en la escuela, en el hogar o en cualquier otro lugar cuando el abuso ocurra.
    • Los adolescentes pueden hallar en org información sobre las relaciones saludables de noviazgo. También pueden usar otras herramientas ofrecidas en la página que a través de preguntas van a ayudarles a identificar si están comportándose o no apropiadamente con su pareja y si saben o no comunicarse bien.
    • Los adolescentes pueden allí encontrar información sobre cómo mantenerse fuera de peligro en las redes sociales, sobre el acoso y la intimidación por internet.
    • Los padres, las amistades o los maestros de los adolescentes pueden también obtener información sobre el abuso y aprender de qué manera pueden ayudar a adolescentes que puedan hallarse en una relación abusiva.

    Los adolescentes también pueden llamar a loveisrespect si necesitan conversar con alguien de manera confidencial, marcando el 1-866-331-9474. Las personas con problemas de audición y del habla pueden marcar el número de texto TTY 1-866-331-8453 TTY y si necesitan comunicarse por una línea telefónica de video pueden marcar el 1-855-812-1001 (de lunes a viernes, de 9AM a 5PM PST, hora estándar del Pacífico).  Encontrarán a intercesores que están listos para conversar con ellos/as en inglés, español o en más de otros 170 idiomas disponibles a través de la Línea Telefónica de Idiomas.

    Si usted es un amigo o un familiar del adolescente que se encuentra en una relación dañina, puede ayudarle a desarrollar un plan de seguridad usando las herramientas arriba mencionadas.

    Los puntos claves más importantes que debe recordar cuando trate de ayudar a su adolescente son:

    • Escúchele, sea comprensivo, apóyele; incluso si a usted le resulta difícil comprender sus decisiones o si no está de acuerdo con las mismas. No le juzgue, ya que esto puede hacer que se sienta peor.
    • No publique en ninguna de las redes sociales información sobre lo que le está pasando a su adolescente Nunca ponga en páginas web como Facebook o Foursquare información que pueda revelar dónde está su adolescente o los lugares donde acostumbra ir. La pareja abusiva de su adolescente podría usar la información que usted ha publicado para encontrarle. Actualícese con la última información disponible en referencia a cómo mantener seguridad en las redes sociales y medios digitales.
    • Permita que su adolescente tome su propia decisión, pues alejarse de una relación dañina o abusiva puede ser algo difícil de hacer e incluso peligroso. Evite hacer comentarios que culpen o degraden a su adolescente pues posiblemente ya se encuentra lidiando con un problema de falta de autoestima ya que comúnmente las personas abusivas humillan a sus víctimas.
    • Aunque ayudarle pueda causarle frustración, no se dé por vencido. Obtenga más información sobre cómo ayudar a una personas en esta situación.
    • No trate de impedir que su adolescente se vea con la persona abusiva.  Si lo hace tal vez su adolescente va a arrepentirse de haber compartido con usted sus secretos y tal vez sienta que usted está negándole su poder de tomar decisiones.

    ADQUIERA MÁS INFORMACIÓN VISITANDO LA PÁGINA NUESTRA TITULADA ‘RECURSOS

  • Intentando ayudar a un compañero/a de trabajo

    Si alguien está sufriendo abuso en el hogar probablemente los efectos del mismo también se van a reflejar en el ambiente laboral. Posiblemente cuando está en el trabajo usted haya notado cambios en el modo de comportarse de algún colega y estos cambios podrían indicar que algo no marcha bien.

    Por ejemplo:

    • Sus tardanzas son excesivas o se ausenta sin dar explicación
    • Se ausenta con frecuencia usando como justificación ‘enfermedad’
    • Tiene heridas y moretones de los cuales no puede dar una explicación
    • Se ha dado un cambio en su apariencia física
    • Le resulta difícil concentrarse o con frecuencia se nota preocupado/a
    • Recibe llamadas telefónicas perturbadoras de su pareja o visitas inesperadas
    • Disminuye su productividad
    • Se pone sentimental al oír hablar de temas relacionados con la vida en el hogar
    • Muestra indicios de que tiene problemas en la casa

    ¿Qué puede usted hacer?

    • Siga su instinto y si siente que debe hablar con esta persona sobre lo que le puede estar pasando, hágalo. Lo peor que podría suceder es que no quiera hablar (pero incluso si fuera este es el caso, si usted le hable al menos le dejará saber que usted es alguien que se interesa).
    • Cuando se dirija a esta persona asegúrese de hacerlo de manera confidencial, en un momento y un lugar donde nadie les interrumpa. Cuando usted saque a relucir el tema de la violencia doméstica, recuerde no juzgar. Es posible que esta persona se sienta avergonzada de su situación y tal vez sea usted la primera persona a quien le dice lo que está sucediendo.
    • Trate de iniciar la conversación con un comentario o una pregunta simple como: “Te ves un poco preocupada y estresada. ¿Quieres hablar?” Dele tiempo para que pueda abrirse con usted y empiece a compartir tanto como decida. No le ponga presión.
    • Si su colega decide abrirse con usted y le habla del abuso, ponga atención a lo que está diciendo. Su papel no consiste en resolverle su problema. A veces escuchar es la mejor ayuda que uno puede ofrecer. Otra cosa que usted podría hacer es ofrecerle información. Si resulta apropiado, puede darle el número de teléfono de la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica.
    • Si su colega está de acuerdo usted también podría ayudarle a que documente los incidentes de violencia doméstica que han tenido lugar. Tome fotos de las lesiones recibidas, transcriba exactamente qué sucedió en los altercados, marque en un calendario las fechas en que los incidentes ocurrieron. Documentar el abuso puede más tarde resultarte útil a la víctima para poder recibir ayuda legalmente.
    • Si su colega decide abrirse con usted y le cuenta sobre su situación, usted también puede ayudarle a obtener información sobre los derechos que tiene legalmente. La organización Women’s Law (La Ley de las Mujeres) ADD LINK? provee una excelente fuente de recursos y pone a disponibilidad del público información relacionada con las leyes aplicables en casos de violencia doméstica y los procedimientos legales a seguir. Usted podría sentarse con su colega a revisar la página web de esa organización o indicarle cómo acceder la misma para que pueda en esta hallar información que le habrá de servir como una fuente esencial de ayuda.
    • Enséñele a su colega quién es el guardia de seguridad del centro donde trabajan y si hace falta preséntele el guardia a su colega para hacer más fácil que sepa quién es. Informe a los guardias de seguridad lo que está sucediendo. Esto tal vez desaliente a la persona abusiva de aparecerse en el centro laboral si eso estaba pensando. También, si es necesario, los guardias de seguridad podrían acompañar a su colega cuando llegue o se marche del centro laboral y de las áreas aledañas, asegurando así que no corra peligro.
    • Pregúntale a su colega si quiere desarrollar un plan de seguridad por si algo sucediera en el centro laboral. Pregúntele qué quiere que usted haga si la persona abusiva llamara por teléfono o si se apareciera en la oficina. Si a usted le es difícil desarrollar un plan de seguridad, llame a la Línea Nacional y le podremos ayudar.

    Lo más importante es que recuerde que ayudar a su colega, no importa lo que pase, puede marcar la diferencia. Respete sus decisiones pues tal vez usted no conozca todos los detalles relacionados con su situación. Es posible que su colega no haga lo que usted quiere que haga o lo que usted espera que haga. En vez de concentrarse en convertirse en la persona que le anda resolviendo el problema, concéntrese en vez en brindarle su ayuda y convertirse en la persona en quien puede confiar en sus momentos difíciles.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.