Plan de seguridad emocional

A menudo se le da énfasis a la planificación de la seguridad física, pero también es importante tener en cuenta su bienestar emocional al crear un plan de seguridad. La seguridad emocional es diferente para cada cual; planificar su seguridad emocional consiste en desarrollar un plan personalizado que le ayude a aceptar sus emociones y decisiones al lidiar con el abuso. La planificación de la seguridad emocional también le desarrollará la resiliencia necesaria para lidiar con el impacto del abuso. He aquí algunos pasos que puede tomar para ayudarle a crear y mantener un plan de seguridad emocional que funcione para usted:

  • Busque personas de apoyo. La compañía solidaria de un amigo de confianza o un familiar puede ayudarle a crear un ambiente tranquilo donde pensar durante situaciones difíciles y analizar las posibles opciones.
  • Identifique y trabaje para lograr metas factibles. Las metas factibles pueden ser tan simples como contactar un recurso local para ver qué servicios están disponibles en su área o hablar con uno de nuestros intercesores en The Hotline. Recuerde que no tiene que hacer nada que le cause incomodidad, pero dar pequeños pasos puede ayudarle a sentir que las opciones son más factibles para cuando llegue el momento.
  • Cree un espacio apacible para usted. Designar un lugar físico donde su mente pueda relajarse y sentirse segura puede ayudarle a superar las emociones difíciles que surgen al lidiar con el abuso. Puede ser una habitación en su casa, un lugar debajo de su árbol favorito, una silla cómoda junto a una ventana o en una habitación con poca iluminación.
  • No se olvide de su valor propio. Usted es especial e importante; reconocer y acordarse de esta realidad es importante para su salud emocional. Nunca es su culpa cuando alguien elige ser abusivo con usted; las acciones de esa persona no reflejan el gran valor que usted tiene como ser humano.
  • Recuerde que usted merece tener autocompasión. Tome tiempo todos los días, aunque solo sea por unos minutos, para practicar el cuidado personal con el fin de establecer un espacio para la paz y la seguridad emocional en su vida. Es saludable y recomendable que, en la medida de lo posible, descanse de los factores estresantes en su vida. Pequeñas pausas como estas pueden ayudarle a pensar más claramente y tomar decisiones informadas.