¿En qué consiste el abuso?

Existen señales que deben alertarnos y nos advierten que hay abuso.

Cuando una relación recién ha comenzado, no siempre se hace fácil que pueda verse desde el principio si esta va a convertirse en una relación abusiva.

De hecho, muchas personas que son abusivas con sus parejas actúan totalmente normal durante los estadios primeros de una nueva relación. Los comportamientos posesivos y controladores no siempre emergen de inmediato sino que más bien se empiezan a manifestar e intensificarse a medica que avanza la relación.

La violencia doméstica no se manifiesta igualmente en todas las relaciones, pues cada relación es diferente. Pero hay algo común a todas las relaciones abusivas y es que la persona que abusa da un sinnúmero de pasos diferentes que le permitan contar con más poder y control sobre su pareja.

Si usted ha empezado a sospechar que su pareja o la pareja de un ser querido se ha comenzado a comportar de manera abusiva, es importante que le preste atención a la presencia de ciertos comportamientos.  Trate de prestarle atención a las señales de alerta que presentamos a continuación y si encuentra que está experimentando una o más de estas señales en su relación, por favor llame a la línea directa para que pueda conversar de lo que está pasando.

  • Le dice que usted nunca hace nada bien
  • Le dan celos sus amistades y que salga con ellas
  • Impide o trata de disuadirle para que no vea a tus amigos o a su familia
  • Le humilla haciéndole sentir vergüenza o deshonra
  • Controla como se gasta cada centavo en la familia
  • Se apropia del dinero que le pertenece a usted o se niega a darle dinero para gastos
  • Le mira a usted de una manera que le asusta o actúa de una manera que a usted le causa miedo
  • Trata de controlar con qué personas usted se reúne, a dónde va o lo que hace
  • Le impide tomar sus propias decisiones
  • Le dice que usted es un/a mal/a padre/madre o le amenaza con dañar a sus hijos o quitárselos.
  • Le impide que trabaje o que vaya a la escuela
  • Destruye sus pertenencias o le amenaza con que va lastimar o va a matar a sus mascotas
  • Le intimida con armas de fuego, cuchillos u otro tipo de armas
  • Le obliga a que usted tenga sexo cuando no lo desea o que sexualmente haga cosas con las que no se siente cómodo/a.
  • Le presiona a que use drogas o bebidas alcohólicas

¿Qué es abuso?

La violencia doméstica es algo que puede sucederle a cualquiera, no importa cuál sea su raza, edad, orientación sexual, religión o género. 

Puede darse en parejas casadas, en parejas que viven juntas aunque no estén casados o en parejas de novios. La violencia doméstica afecta a personas de todas las clases socioeconómicas y niveles de educación.

El abuso es un patrón repetitivo de comportamientos que usa la persona abusiva para mantener a su pareja íntima controlada y bajo su poder. Estos comportamientos dañan físicamente a la persona, le hace sentir temor, le impide hacer lo que desea o la obliga a tener que hacer cosas que no desea hacer. Algunas formas de abuso son la violencia física y sexual, las amenazas, las intimidaciones, el abuso emocional y privar a la persona de bienes económicos. Muchas de esas formas de abuso son con frecuencia usadas a la vez.

En la Línea Telefónica de Ayuda usamos la ‘Rueda de Poder y Control’ para explicar de modo más preciso lo que sucede en relaciones abusivas.

Esta rueda es como un diagrama de las tácticas que las personas abusivas utilizan para mantener a su pareja atada a la relación. Mientras que el anillo interior de la rueda incluye comportamientos más sutiles, usados constantemente; el anillo exterior muestra las formas de violencia más visibles,  la violencia física.  Estos actos de abuso son aquellos que pueden verse de manera más clara y manifiesta,  y que confirman el uso habitual de otros métodos de abuso más sutiles.

© 2011 Duluth Model Power and Control Wheels from Domestic Abuse Intervention Programs (©Las Ruedas de Poder y Control fueron tomadas de los Programas de Intervención contra el Abuso del Modelo Deluth)

  • El Abuso Físico

    Puede que estés experimentando abuso físico si tu pareja ha usado o continúa usando cualquiera de las siguientes tácticas de abuso:

    • Te hala el cabello, te pega puñetazos, te pega bofetadas, te patea, te muerde o te agarra por el cuello
    • Te prohíbe que comas o que duermas
    • Rompe tus cosas cuando se enoja (tira objetos, le pega puñetazos a la pared, patea puertas, etc.)
    • Amenaza con usar armas para hacerte daño o te hace daño con sus armas
    • Te encierra en la casa o no te deja salir
    • Impide que llames a la policía o que recibas atención médica
    • Le hace daño a tus hijos
    • Te abandona en lugares que no conoces
    • Conduce de manera alocada o peligrosa cuando estás en el carro
    • Te obliga a usar drogas o bebidas alcohólicas (especialmente si has tenido en el pasado un problema de abuso de sustancias adictivas)
  • Abuso Emocional

    Es posible que estés en una relación donde hay abuso emocional si tu pareja ejerce su control usando lo siguiente:

    • Te pone apodos, te insulta o te critica constantemente
    • Se niega a confiar en ti y actúa de una manera celosa o posesiva
    • Trata de aislarte de tus familiares o amigos
    • Monitorea dónde vas, a quién llamas o con quién pasas tiempo
    • Exige saber dónde te encuentras a cada minuto
    • Te castiga negándote su afecto y su cariño
    • Amenaza con hacerte daño a ti, a tus hijos, a tu familia o tus mascotas
    • Te humilla de diferentes maneras
    • Te culpa del abuso
    • Te acusa de que engañarle y a menudo siente celos de las personas con quien te relacionas
    • Te engaña periódicamente, y luego te culpa de su comportamiento
    • Te engaña con otra personas intencionalmente para que eso te hiera y entonces te amenaza con volverte a engañar
    • Te engaña con otras personas para tratar de probar que las personas le desean, le quieren, etc., más que tú
    • Trata de controlar tu apariencia física: cómo te vistes, qué cantidad (ya sea mucha o poca) de maquillaje debes ponerte, etc.
    • Te dice que nunca encontrarás a alguien mejor que quiera estar contigo y que eres muy afortunado/a de que puedas estar con alguien como él/ella
  • El Abuso Sexual y la Coacción

    Las personas que son abusivas con su pareja también usan métodos abusivos que involucran el sexo para mantener su poder:

    • Te obliga a vestirte de forma provocativa
    • Te insulta con groserías de naturaleza sexual o te apoda con palabrotas sexuales
    • Te obliga o manipula a que tengas relaciones sexuales o que hagas ciertos actos sexuales
    • Te inmoviliza las manos u otras partes del cuerpo para que no puedas moverte cuando están teniendo sexo
    • Te obliga a tener sexo aunque tengas cansancio, enfermedad o si acaba de herirte
    • Te hiere con objetos o con armas mientras tiene sexo contigo
    • Contra tu voluntad incluye a otras personas a que participen cuando tiene sexo contigo
    • Ignora cómo te sientes en relación al sexo
    • Te obliga a mirar pornografía
    • Trata intencionalmente de contagiarte con enfermedades de trasmisión sexual
  • El Abuso Sexual y la Coacción

    La coacción sexual es la presencia continua de un comportamiento sexual que es agresivo.  Este comportamiento puede ir desde tratar de incitar y persuadir a la persona para que tenga relaciones, hasta llegar al contacto sexual forzoso. Una persona puede ser coaccionada verbal o emocionalmente, con declaraciones que le hacen sentirse presionada, que la culpan o la hacen sentirse avergonzada.  Hay también cosas más sutiles de coacción que la persona abusiva puede usar para hacer que la otra persona se sienta obligada. Por ejemplo, una persona abusiva:

    • Te hace sentir como si le debieras algo algo (ya sea porque comparten una relación, porque han tenido sexo anteriormente, porque esta persona gastó dinero en ti o te compró un regalo)
    • Te da para que tomes drogas y bebidas alcohólicas para que se “suavicen” tus inhibiciones
    • Manipula la relación contigo, diciendo cosas tales como: “La manera de probar el amor que sientes por mi es teniendo sexo conmigo” o “Si tú no me das sexo me lo darán en otro sitio”
    • Reacciona de una manera negativa mostrándote tristeza, enojo o resentimiento si le dices que no quieres hacer algo o si no aceptas hacerlo de inmediato
    • Te sigue presionando aunque ya le hayas dicho que no
    • Te hace sentir amenazado/a o con temor de que algo te va a pasar si le dices que no
    • Presenta como algo muy normal las expectativas que tiene sexualmente. Por ejemplo, te dice “Soy un hombre, lo necesito (el sexo)”.

    Incluso si tu pareja no llega al punto de forzarte a que realices actos sexuales contra tu voluntad, si hace que sientas la obligación de hacerlo, eso es coacción. El que tengas una relación de noviazgo con alguien, que estén casados o tengan una relación no significa que le debes a tu pareja el tener relaciones íntimas de ningún tipo.

  • Coacción Reproductiva

    La coacción reproductiva es un método de poder y control donde la persona abusiva despoja a su pareja de poder controlar su propio sistema reproductivo. Este tipo de coacción es a veces difícil de identificar pues por lo general hay también otras formas de abuso teniendo lugar al mismo tiempo.

    La coacción reproductiva puede ser ejercida de muchas maneras:

    • La persona abusiva se rehúsa a usar un condón u otro tipo de método anticonceptivo
    • Rompe o se quita el condón en medio del acto sexual
    • Miente cuando dice que está usando un método anticonceptivo (Ej. miente cuando dice que se hizo una vasectomía, miente cuando dice que toma pastillas anticonceptivas)
    • Se niega a “salir a tiempo” si ese fue el método anticonceptivo que acordaron usar
    • Te obliga a que no uses ningún método anticonceptivo (Ej. Las pastillas, el condón, la inyección, el anillo, etc.)
    • Se quita el método anticonceptivo que había estado usando (Ej. Anillo, DIU, parche contraceptivo)
    • Sabotea los métodos anticonceptivos (Ej. Le abre huecos a los condones, cambia las píldoras o las tira al inodoro)
    • No te da el dinero que necesitas para comprar anticonceptivos
    • Lleva la cuenta de tus ciclos menstruales
    • Te hace quedar embarazada, sin apoyar tu propia decisión de cuándo quieres tener hijos o si quieres tenerlos
    • Te obliga a que te hagas un aborto o impide que te lo hagas
    • Te amenaza o se pone violento si no obedeces su deseo de que le pongas fin a tu embarazo o de que continúes con el mismo
    • Hace que siempre estés embarazada (que salgas embarazada tan pronto como hayas dado a luz)

    Otras formas en que puedes ser una víctima de coacción reproductiva es cuando tu pareja te presiona, hace que te sientas culpable o que sientas vergüenza por no querer (o por querer) tener hijos. Por ejemplo, la persona abusiva siempre está hablando de tener hijos o te hace sentir culpable de que no tengas hijos o que no quieras tener hijos (sobre todo si tienes hijos que son de otra persona).

  • El Abuso Financiero

    El abuso económico o financiero tiene lugar cuando la persona abusiva extiende su poder y su control al terreno de las finanzas. Este abuso puede manifestarse de formas diferentes como, por ejemplo, cuando la persona abusiva:

    • Te da una mesada y sigue de cerca cómo te gastas el dinero o te exige que le entregues recibos de lo que has comprado
    • Deposita el cheque de tu sueldo en su cuenta de banco y no deja que tengas acceso a la misma
    • No permite que sepas nada de las cuentas de banco ni que tengas acceso a las mismas
    • Prohíbe que trabajes o pone un límite a las horas que te permite trabajar
    • Usa hasta el límite tope las tarjetas de crédito que están a tu nombre o no paga las cuentas de las mismas sin importante que esto arruine tu historial de crédito
    • Roba el dinero tuyo, de tu familia o el de tus amistades
    • Usa sin tu permiso el dinero de las cuentas de ahorro de los niños
    • Se rehúsa a darte dinero como debería por ser pareja tuya, a darte comida, ropa, gasolina o medicamentos
    • Vive en tu casa pero se niega a trabajar o a contribuir con los gastos domésticos
    • Te fuerza a que le des tus devoluciones de hacienda (tax refunds) o confisca las devoluciones de hacienda que reciben a nombre de los dos
caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Haga clic para volver al principio de la página.