El camino hacia la seguridad

¿Qué es planear su seguridad?

Planear su seguridad quiere decir tener un plan práctico y personalizado con pasos a seguir para mantenerse fuera de peligro ya sea dentro de una relación, mientras planea dejar la relación o para una vez que haya salido de la relación. Desarrollar un plan de seguridad incluye aprender a lidiar con las emociones, decirle a amigos y familiares que está siendo abusada, seguir procedimientos legales y otros pasos.

En la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica elaboramos planes de seguridad con las víctimas, con los amigos y familiares de las víctimas o con cualquiera a quien le preocupe su propia seguridad o la de otra persona.

Un buen plan de seguridad va a contener toda la información esencial que usted puede necesitar, debe ser personalizado para ajustarse a su situación particular y va a indicarle paso a paso cada uno de los posibles escenarios en los que usted podría encontrarse.

Aunque algunos de los pasos que incluirá su plan de seguridad tal vez a usted le parecerán obvios, es importante recordar que en momentos de crisis nuestro cerebro no funciona de la misma manera que si estamos calmados. Cuando la adrenalina a usted empiece a bombearle por las venas posiblemente se le va a hacer difícil pensar con claridad o tomar decisiones lógicas respecto a su seguridad. Si usted tiene trazado por adelantado un plan de seguridad el mismo le puede ayudar a protegerle cuando se encuentre en esos momentos estresantes.

MANTENIENDO SU SEGURIDAD MIENTRAS USAS LAS REDES SOCIALES Y LA TECNOLOGÍA

Mientras chequee esta página web, por favor no olvide su seguridad personal. Aquí le ofrecemos diferentes maneras de “chequear sus equipos electrónicos” y asegurarse de no estarse poniendo en peligro al usar la computadora o el teléfono.

Tipos de Planes de Seguridad

  • Identifique en qué momentos y con qué intensidad su compañero usa la violencia para que así pueda evaluar antes de la misma ocurra los riesgos de cuándo es posible que le vaya a hacer daño físicamente a usted y a sus hijos.
  • Identifique lugares en su casa que sean seguros, en los que no hayan armas y de los que haya alguna manera de escapar. Si usted y su pareja caen en alguna discusión trate de irse a uno de estos lugares.
  • Si su pareja está poniéndose violenta, no salga corriendo a donde están los niños porque también a ellos podría hacerles daño.
  • Si la violencia se vuelve inevitable, protéjase haciendo de su cuerpo un blanco de ataque lo más pequeño posible. Tírese a una esquina y enrosque su cuerpo formando una bola, entrelazando sus dedos sobre la parte posterior de su cabeza para así proteger ambos lados de la misma así como también su cara.
  • Si le es posible trate siempre de tener un teléfono que pueda fácilmente acceder y apréndase de memoria cualquier número de teléfono que tendría que llamar si llegara a necesitar ayuda. Es importante que sepa dónde está el teléfono más cercano al que pueda tener acceso. Memorice el número de teléfono del refugio de su localidad para mujeres maltratadas. Si siente que su vida está en peligro, llame a la policía.
  • Permita que amistades y vecinos con quienes usted tiene confianza sepan su situación; y haga con ellos un plan, el que podría ser por ejemplo que acuerden una señal visual de algún tipo con la cual usted puede dejarles saber que necesita que le ayuden.
  • Enséñele a sus hijos cómo pedir ayuda. Es necesario que aprendan a no involucrarse en las situaciones violentas entre usted y su pareja. Acuerden una palabra que les sirva de contraseña para que cuando usted se las diga ellos sepan que tienen que irse a pedir ayuda y salir de la casa.
  • Dígale a sus hijos que la violencia nunca tiene justificación, incluso si la persona que la comete es alguien a quien quieren.
  • Dígales que ni usted ni ellos han hecho nada para provocar violencia, que no son la causa de la misma y que si alguien se pone violento es importante que se mantengan fuera de peligro.
  • Planeen cómo salir de la situación de manera segura. Practique con sus hijos.
  • Tenga un plan alternativo en caso de que sus hijos le cuenten a su pareja el plan que tienen o en caso de que su compañero por la razón que sea llegara a descubrir el plan.
  • Mantenga bajo llave cualquier arma como son las pistolas y cuchillos y manténgalos tan fuera del alcance como sea posible.
  • Acostúmbrese a dejar siempre el carro parqueado mirando hacia la calle y con gasolina en el tanque. Cierre todas las puertas con seguro excepto la puerta del conductor por si necesita escapar en un apuro.
  • Trate de no ponerse pañuelos, bufandas o collares largos que la persona abusiva pueda usar para estrangularla.
  • Tenga pensadas varias justificaciones creíbles que pueda usar para salir de su casa a diferentes horas del día y de la noche.

Si usted se encuentra en una relación abusiva, su plan de seguridad debe incluir maneras de mantener a tus hijos fuera de peligro cuando haya violencia en el hogar. Es esencial que usted recuerde que si su pareja empieza a ponerse más violento/a, usted no debe correr donde están los niños pues también podría hacerle daño a ellos.

Plan de seguridad para cuando la violencia ocurre en el hogar:


• Enséñale a sus hijos cuándo y cómo llamar al 911
• Enséñeles a irse de la casa (si esta es una opción) tan pronto como la violencia empiece a empeorar y dígales un lugar a donde puedan ir.
• Piense en una palabra o contraseña que pueda decirle a los niños en una emergencia para indicarles que salgan de la casa (asegúrese de que no vayan a decirle a nadie lo que la palabra secreta significa).
• Dentro de la casa: escoja una habitación donde ellos puedan ir si están sintiéndose con miedo y enséñeles a pensar en algo que los ayude a tranquilizarse cuando empiecen a sentirse asustados.
• Enséñeles a que se mantengan fuera de la cocina, el baño o cualquier otra área de la casa donde haya objetos que la persona abusiva pueda usar como armas.
• Enséñales a nunca intervenir, aunque quieran tratar de proteger a su madre o padre.
• Ayúdeles a hacer una lista de personas con quienes se sientan a gusto hablando y con quienes puedan compartir lo que sienten.
• Inscríbalos en un programa de terapia. Las agencias locales que proveen servicios usualmente ofrecen programas para niños.

• Converse con sus hijos (si son lo suficientemente grandes) y discutan posibles estrategias que los ayuden a mantenerse fuera de peligro. Siga el mismo principio que seguiría en su propio hogar. Ayúdeles a identificar dónde pueden tener acceso a un teléfono, cómo pueden salir de la casa y a quién podrían acudir.
• Si esto es algo que no les pueda representar peligro, envíe con sus hijos un teléfono que puedan usar en situaciones de emergencia (para llamar al 911, a un vecino o llamarle a usted si necesitan ayuda).

• Evite que la transferencia de los niños tenga lugar en su casa o en casa de su ex.
• Escojan hacer el intercambio en sitios seguros y público como son restaurantes, bancos u otros lugares donde haya muchas cámaras, por ejemplo, cerca de una estación de policía.
• Trate de llevar con usted a algún amigo o familiar para el momento que se haga el intercambio, o pídale a su amigo o familiar que por favor él o ella haga la transferencia de los niños con la persona que ha sido abusiva con usted.
• Posiblemente también puede planear para que su ex recoja a los niños directamente de la escuela al terminar las clases si usted fue quien los dejó en la mañana en la escuela (esto va a reducir los chances de que usted y su ex tengan que verse).
• Tenga también un plan para cuidar la seguridad emocional de sus hijos. Piense qué puede hacer con ellos en los momentos previos al intercambio para que se relaje del nerviosismo que está sintiendo y piense también qué pueden hacer juntos cuando los niños regresen de su visita, por ejemplo irse a un parque o hacer alguna otra cosa divertida.


¿Cómo tener estas conversaciones con sus hijos?


Dígales a sus hijos que lo que está sucediendo no es culpa de ellos y que no son la causa. Déjeles saber lo mucho que los quiere y que pase lo que pase siempre tienen su apoyo. Dígales que quieres protegerlos, que quiere que se encuentren seguros y que por eso es necesario desarrollar un plan que puedan seguir en caso de emergencia.

Es importante que usted recuerde que cuando se involucra a un niño en el desarrollo de un plan de seguridad siempre existe la posibilidad de que comparta el plan con la persona abusiva, lo que podría aumentar el peligro.


Por ejemplo el niño podría decirle al padre: “Mami me dijo que hiciera esto si te enojas.” Cuando hable con sus hijos de este plan dígales algo así como “estamos practicando lo que pueden hacer en caso de emergencia,” en vez de decirle “este es el plan de lo que deben hacer cuando tu papá se ponga violento.”

Si usted está desarrollando su propio plan de seguridad para dejar su relación abusiva, es importante que también recuerde planear la seguridad de su mascota. Cuando se vaya lleve consigo provisiones extras para su mascota, lleve copias de su historial médico y números de teléfono que pueda necesitar.


Si es posible no deje a su mascota con la persona abusiva. Si está planeando irse, busque información sobre refugios contra la violencia doméstica que acepten mascotas y sobre refugios con programas que reciban a animales temporalmente. Puede también hablar con amistades, familiares o con su médico veterinario sobre posibles opciones temporales para el cuidado de su animal.

Si por tener que salir repentinamente de su casa no puede llevarse a su mascota y tiene que dejarla con la persona abusiva, averigüe si la policía le puede ayudar a recuperarla o trate de ponerse en contacto con el Departamento de Control Animal para ver si ellos pueden intervenir.


Tome las medidas necesarias para que pueda demostrar que la mascota es suya: tenga a su mascota vacunada y saque una licencia en su localidad para tener inscrita legalmente a su mascota y si no está a su nombre, cámbielo.

Si usted está pensando obtener una orden de protección, sepa que en algunos estados está permitido incluir a las mascotas en la orden.


Si usted ya ha dejado a su pareja, asegúrese de mantener a su mascota fuera de peligro. Cambie la clínica veterinaria donde solía llevarla y no deje que su mascota salga sola de la casa.


• El Instituto para el Bienestar Animal (Animal Welfare Institute) y La Sociedad Humana (The Human Society) tienen un Proyecto para las Mascotas de Víctimas de Violencia Doméstica. Infórmese si en la ciudad donde vive existe alguna sucursal de esta organización, o llame al refugio para animales de su localidad y pregúnteles cómo puede encontrar ayuda temporal para mascotas en situaciones de violencia doméstica.
• Si está pensando poner a su mascota en un refugio, la Sociedad Humana ha desarrollado una base de datos con un listado de organizaciones locales y con respuestas a preguntas frecuentes sobre refugios.
• Hay organizaciones como Ahimsa House, en Georgia y Littlegrass Ranch, en Texas, que pueden aconsejarle cómo hacer un plan de seguridad para animales, especialmente si se trata de animales que son menos comunes como los caballos, a los cuales es más difícil trasportar.
• La Organización Red Rover ofrece diferentes programas que proveen ayuda financiera para que las víctimas puedan dejar a la persona abusiva sin que tengan que abandonar a sus mascotas. Un trabajador del refugio deberá presentar la solicitud para que le concedan la ayuda financiera.

El embarazo es un período de cambio. Puede ser un período de alegría pero también trae consigo una necesidad mayor de apoyo. Es normal que usted necesite el apoyo emocional de su pareja cuando está embarazada, así como también probablemente necesitará de su apoyo financiero y de su ayuda para preparar la llegada del bebé.

Si su compañero es abusivo con usted emocional o físicamente, esto podría hacerle estos meses de transición particularmente difíciles. Afortunadamente contamos con recursos disponibles para ayudar a que las mujeres embarazadas reciban el apoyo necesario para poder tener un embarazo saludable, sin peligro.

De acuerdo al Centro Estadounidense para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), cada año la violencia en la pareja afecta a aproximadamente 1.5 millones de mujeres y por lo menos a 324,000 mujeres embarazadas. El embarazo puede ser un período especialmente peligroso para mujeres que se encuentran en relaciones abusivas y es común que el abuso comience o empeore una vez que la mujer sale embarazada.


¿Cómo puede recibir ayuda?


• Si usted está embarazada los riesgos siempre van a ser mayores en situaciones de violencia. Si hay escaleras en su casa, trate de quedarse en el primer piso. Otra táctica que puede ser crucial cuando trata de protegerse si la persona abusiva la está atacando es ponerse en posición fetal, enroscando su cuerpo alrededor de su barriga.
• Sus citas con el doctor son una buena oportunidad para discutir lo que está sucediendo en su relación.
• Si su compañero va con usted a estas citas, trate de aprovechar algún momento que tenga que salir de la habitación por alguna razón y pídale a su doctor o a alguien que esté en la recepción o a la enfermera que inventen una escusa para que usted les pueda hablar a solas.
• Si usted ha decidido dejar su relación, un trabajador de la salud o un doctor podría tener una participación activa en su plan para irse.
• Trate si le es posible de tomar una clase de cuidado prenatal que sólo sea para mujeres. Estas pueden proveer una atmósfera cómoda para que pueda discutir sus preocupaciones con relación al embarazo y para poder hablar a solas con quien está impartiendo la clase.

Como preparárse para dejar su relación

• Asegúrese de quedarse con pruebas del abuso físico que ha sufrido, por ejemplo fotos de sus heridas y golpes.
• Si le es posible, lleve un diario de todos los incidentes de violencia e incluya en el mismo la fecha, el acontecimiento y las amenazas recibidas.
• Es importante que sepa a dónde ir si necesita ayuda. Déjele saber a alguien lo que le está pasando.
• Si la persona abusiva le ha hecho daño vaya a ver a un doctor o a la sala de urgencias y reporte lo que le ha sucedido. Pídales que documenten su visita.
• Haga un plan con sus hijos e identifique un sitio que sea seguro para ellos, por ejemplo una habitación que se cierre por dentro con seguro o la casa de una amistad a donde puedan irse si necesitan ayuda. Insístales que la responsabilidad de ellos no es protegerla a usted sino mantenerse ellos fuera de peligro.
• Póngase en contacto con el refugio de su localidad y obtenga información sobre las leyes y recursos que están a su disposición antes de verse en la necesidad de usarlos si se encontrara en una situación de crisis. La organización org ofrece información legal que es relevante a cada estado.
• Si le es posible aprenda habilidades de trabajo o tome clases y cursos en un centro de estudios superiores.
• Trate de ahorrar dinero o pídale a amigos y familiares que le guarden el dinero que ha ahorrado.

No tarde en hacer un plan de cómo y cuándo va a escaparse. Puede pedirle a la policía que la escolten o estar presentes cuando se vaya. Si tiene que salir en un apuro, la siguiente lista le servirá como una guía de lo que necesita traer con usted. Nuestros intercesores pueden ayudarle a crear un plan de seguridad personalizado para cuando se vaya.


1) Identificación
• Licencia de conducir
• Certificado de nacimiento suyo y de los niños
• Tarjetas de Seguro Social
• Información bancaria
• Dinero y/o tarjetas de crédito que están a su nombre
• Libros de records de las cuentas de cheque y de ahorro
2) Papeles Legales
• Orden de alejamiento o de restricción
• Copias del contrato de alquiler o documentos de propiedad de su casa
• Registro del carro y papeles del seguro del carro
• Papeles relacionados con sus seguros de salud y de vida
• Historial médico suyo y de sus hijos
• Papeles de la escuela de los niños
• Permiso de trabajo/ Tarjeta de residencia/ visa
• Pasaporte
• Documentos relacionados con el divorcio y la custodia
• Licencia matrimonial
3) Números telefónicos que va a necesitar en caso de emergencia
• Número de teléfono de la policía local y/o de la oficina del sheriff
• Número de teléfono del programa contra la violencia doméstica o del refugio de su localidad
• Números de teléfonos de amigos y familiares
• Número de teléfono de su doctor y del hospital
• Número de teléfono del fiscal del distrito o del condado

4) Artículos misceláneos
• Medicamentos
• Llaves de la casa y del carro
• Joyas de valor
• Teléfono celular pre-pagado
• Libreta de direcciones
• Fotos y artículos que tengan valor sentimental para usted
• Muda de ropa extra para usted y para sus hijos
• Dinero para una situación de emergencia

Su plan de seguridad debe incluir pasos para asegurar que usted se mantenga fuera de peligro después que haya dejado su relación abusiva. Aquí le presentamos algunas precauciones que puede tomar en cuenta:

• Cambie la cerradura de su casa y su número de teléfono.
• Llame a la compañía telefónica y solicite un aparato rastreador de llamadas. Pídales que su nuevo número se muestre como privado cuando llama para que cuando usted haga llamadas su ex ni ninguna otra persona pueda obtener su nuevo número, que tampoco figurará en la guía telefónica.
• Cambie su horario de trabajo y la ruta que toma para ir a trabajar.
• Cambie la ruta que toma para llevar a sus hijos al colegio o considere la opción de cambiarlos para otra escuela.
• Notifique a las autoridades escolares de la situación.
• Si tienes una orden de alejamiento o restricción, siempre tenga con usted una copia certificada de la misma y déjele saber a sus amigos, vecinos y empleadores que usted tiene una orden de restricción contra su ex vigente.
• Llame a la policía para que pongan en efecto la orden y de una copia en su trabajo, a los vecinos y a la escuela, con una foto adjunta de la persona abusiva.
• Valore la posibilidad de rentar una casilla de correos o usar la dirección de un amigo para recibir allí su correo (recuerde que en las órdenes de restricción y en los reportes policiales aparece su dirección y tenga también cuidado de las personas a quienes le da su nueva dirección y su número de teléfono).
• Cambie de fecha cualquier cita de la que la persona abusiva tenga conocimiento.
• Vaya a comprar a tiendas donde antes no solía comprar y visite lugares donde haya mucha gente socializando.
• Ponga a sus vecinos sobre alerta y pídales que llamen a la policía si les parece que usted puede estar en peligro.
• Si las puertas exteriores de su casa son de madera cámbielas por puertas de acero o de cualquier otro metal. Si le es posible instale un sistema de seguridad.
• Instale un sistema de luces que se encienden automáticamente al detectar movimiento.
• Deje que las personas con quienes trabaja sepan cuál es su situación y pregunte si sería posible que cualquier llamada que entre para usted primero la reciba la recepción para que se aseguren de que usted no vaya a recibir una llamada indeseada.

Explíquele a las personas que cuidan a sus hijos y los llevan y traen de la escuela y a diferentes actividades cuál es la situación y deles una copia de su orden de protección.

Esta información proviene del Centro Nacional para las Víctimas de Crimen, © 1998. La misma puede ser distribuida, siempre y cuando se haga de forma gratuita y sin omitir ninguna parte de la información, incluyendo esta notificación de derechos de autor.

Información Legal

Existen medidas legales que usted puede tomar para ayudarle a mantenerse fuera de peligro si su pareja le trata de hacer daño. En la Línea Nacional sobre la Violencia Doméstica no ofrecemos consejos legales ni somos abogados, pero podemos darle información sobre magníficos recursos que están disponibles para usted en su propia comunidad.


Por favor llame al 1-800-799-SAFE (7233) para ponerle en contacto con recursos y darle materiales con información que le va a permitir recibir ayuda legal.


Puede también visitar la página web WomensLaw.org la que incluye un listado de información sobre las leyes pertinentes a cada uno de los estados como son, por ejemplo, las leyes de restricción y alejamiento e información referente a la custodia de los hijos.


Órdenes de Protección, Órdenes de Restricción o de Alejamiento


Una orden de alejamiento le puede proveer protección inmediata pues le impide legalmente a su pareja acercársele, hacerle daño o acosarla a usted, a sus hijos o cualquier miembro de su familia. Este documento legal, cuyo objetivo es mantener a la persona abusiva alejada de usted, también puede incluir condiciones referentes a la custodia de los hijos, las finanzas, entre otros.

Aunque es cierto que una orden de alejamiento le puede poner fin al abuso físico, todavía el abuso psicológico puede seguir teniendo lugar; por ello una orden de protección no debe nunca reemplazar la elaboración de un plan de seguridad.

Si usted ya tiene una orden de protección, siempre debe llevar el papel consigo. También sus hijos deben llevar consigo copias, como lo debe hacer también cualquier persona bajo cuyo cuidado ellos se encuentren (especialmente en ese tiempo durante el cual usted recién se ha separado de la persona abusiva).

Las órdenes de protección pueden solicitarse en los siguientes sitios:

• La corte
• Los refugios para mujeres
• Las oficinas donde voluntarios ofrecen ayuda legal gratuita
• En algunas estaciones de policía.

Otras medidas legales que usted puede tomar:

Usted también tiene el derecho de poner una denuncia criminal contra su pareja si ha sido víctima de asalto criminal, asalto criminal agravado, acoso, acecho o si su ex viola la orden de la corte en relación con la custodia de los hijos. Si llama a una de las organizaciones que ofrecen ayuda legal de forma voluntaria (abogados que proveen servicios legales gratuitos para personas de bajos ingresos) o a un grupo de defensa legal de su área, les puede hacer preguntas sobre las leyes que están en efecto en la corte donde usted vive.

¿Usted no tiene ciudadanía americana?

Usted puede ponerse en contacto con la organización Casa de Esperanza si quiere familiarizarse con los derechos que tiene como inmigrante. También aquí en nuestra página web puede obtener información sobre el tema.

De acuerdo a la Ley Contra la Violencia a la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés), si una mujer es inmigrante y experimenta violencia doméstica y si la persona con quien está casada y la ha agredido es ciudadano o residente legal permanente de los EE.UU., usted probablemente cumple los requisitos necesarios para presentar una petición por cuenta propia acogiéndose a las provisiones establecidas por la ley VAWA para poder legalizar su estado migratorio. Usted puede hallar aquí más información.

Si su vida está en peligro LLAME inmediatamente al 9-1-1.
Si no es este el caso, recuerde que nos puede llamar a la Línea Nacional contra la Violencia Doméstica marcando el 1-800-799-SAFE (7233). Las personas sordas pueden llamar la línea de video al 1-855-812-1001 y si usted tiene problemas de audición y del habla puede llamar a la línea de texto TTY 1-800-787-3224 a cualquier hora del día o de la noche. También puede chatear con nosotros aquí en la web. Nuestros intercesores altamente capacitados y de gran experiencia le pueden ayudar de manera confidencial a evaluar sus opciones para que pueda decidir sus próximos pasos a seguir.

caret-downemailfacebookgoogleplusLove is Respect Heart Iconlinkedinmagnifying-glasspdfpinterestreddittumblrtwitter
Click to go back to top of page.